Cruce de Blogs: De qué sentimos envidia


No se si la gente se ha planteado alguna vez esta pregunta.

Yo la primera vez que me puse a pensar en esto, fue debido a observar como muchos de los que me rodeaban, el grupo de amigos, estaban venga a repetir la envidia que les daba uno de los amigos por ir a hacer alguna cosa (el que no lo recuerde ya es significativo de que a mi no me causara envidia alguna) que ellos en ese momento no podía, ya fuera por que no tenían dinero o por falta de tiempo.

A mi situaciones así nunca me han producido envidia alguna, nunca pienso en que yo no lo pueda hacer, sino que me alegro por que mi amigo, en este caso, si pueda. ¿Por qué voy a sentir envidia de algo que se que tarde o temprano yo también podría realizar?

La envidia debería ser hacia algo que sabes que ni con tiempo ni dinero podrás alcanzar nunca, cosas no materiales, como poder llegar a dibujar bien, si no estás bendecido con ello, tener una voz decente para poder cantar y no provocar el diluvio, tener una gran retentiva, para no necesitar de la novia para saber lo que tienes que hacer, como es mi caso, jejejejee, gracias Naiara, jajajajaja, y muchas otras cosas más.

Irte de viaje, tener un gran coche, vivir en un sitio u otro, se puede conseguir, si lo conviertes en tu prioridad sobre el resto de cosas, por tanto a mi nunca me ha llegado a provocar envidia eso, y me da un poco de pena sentir envidia de eso, por que en parte es no estar satisfecho de lo que tienes, y anhelas lo del resto, y así nunca llegas a disfrutar de lo que en ese momento tienes, que es lo que realmente importa, por que tu esfuerzo y tu tiempo te ha costado obtenerlo, y por tanto eso le da un gran valor.

Y si te paras a pensar, seguro que muchos otros que tiene menos, sienten envidia de lo que tu tienes, dándole un valor a lo que tienes que tu no te has parado a pensar, al estar envidiando lo de otros.

Hay que aprender a no sentir envidia de los bienes materiales que otros tienen, y alegrarse en todo caso, sino pasar de ello, por tenerlo, que como ya he dicho, ni ellos mismos sabrán disfrutar, por que anhelarán lo que tienen otros.

Mejor no entrar en esa rueda de envidias, que no llevan a ningún lado, y que esta sociedad de consumo nos esta generando, para no parar de consumir, y nunca llegar a la satisfacción personal

 

Seguid leyendo a:

El verdadero blog del verdadero Jokin

Planeta Azul Nº4

Perdonen que no me levante

Anuncios

7 Respuestas a “Cruce de Blogs: De qué sentimos envidia

  1. Jesus Alberto Rodriguez Sanchez-Marin

    Los demas de mi novia jeje

  2. yo solo una vez en mi vida senti envidia, soy chica, y senti envidia por una compañera de escuela, era lindisima en su trato y fisicamente, era super mega inteligente, ademas elegante y sincera; anduvo con un chico q me gustaba..asi q ya se imaginaran, como le tenia algo de aprecio tuve que lidiarlo en terapia, despues me di cuenta que simplemente era admiración por ella, que era un modelo a segiir para mi, pero que aveces uno elige la envidia porq es mas facil envidiar que ir en pos de nuestros propios ideales…asi q la toome como ejemploo!!! y al dia de hoy nadita de envidiaa!!! jaja al contrario ya me cae super 😀
    la terapia ayuda mucho con las propias inseguridades

  3. La gente envidiosa desea secretamente desbaratar los planes de triunfo de otra y aunque ésta no perjudica a nadie, quieren derrotarla y verla alguna vez vencida, porque no soportan sufrir la impotencia, desánimo y complejo de inferioridad que ésta les provoca. Hacen uso de toda artimaña, chisme o rumor que no afirman pero insinúan para mitigar su propia frustración. Empañan la reputación ajena para disminuir el contraste con la propia.

    Bien sabe el envidioso que para que un rumor se disemine como reguera de pólvora es necesario inyectar la ponzoña con tres ingredientes básicos: 1._Tiene que provocar daño.
    2._Tiene que tratarse de algo que tenga importancia para la mayoría para que perdure en la mente de la gente y se extienda aunque no exista una mínima prueba que lo respalde.
    3._Tiene que ser ambiguo, por la ausencia de detalles precisos o por los datos que a veces resultan incoherentes. Una vez que el rumor esta en circulación, conforma a todos los que no pueden salir de la mediocridad, justificando en algo su inoperancia.

    Lo mejor para hacer frente a la envidia es no vivir pendientes de lo que no tenemos. Practiquemos la contemplación en su sentido más profundo, el deleite por lo que se tiene, el redescubrimiento gozoso de lo que nos rodea: las personas que queremos, la fauna y la flora, los paisajes, los pequeños objetos entrañables o los que nos hacen más cómoda la vida. También podemos convencernos de que, normalmente, nada perdemos cuando a otros les van magníficamente las cosas. O darnos cuenta de que compararse con los demás casi siempre resulta estéril. Nuestro mejor punto de referencia somos nosotros mismos. Establezcamos metas en función de nuestras posibilidades, no de lo que otros han conseguido. Podemos considerar que hemos superado la envidia cuando nos alegramos del éxito o la buena suerte de los demás.

  4. ahi tienes razon Alvaro,pero ya sabes en lugar de llamarlo envidia porque queda mal,lo llaman competitividad,que para el caso es lo mismo :S

  5. “y nunca llegar a la satisfacción personal”

    ¿Y qué tiene que ver la masturbación con esto de la envidia?

    Lo que dices, muy bonito, pero… ¿Cómo si no podríamos superarnos a osotros mismos si no es por la envidia al fin y al cabo de mejorar, de superarnos, de ser mejores?

    Tóma momento filosófico…

  6. Estoy con lublu de vez en cuando ambicionas tener algo material y es algo que no me parece malo,a veces es bueno porque por lo menos sabes que quieres algo y que intentaras conseguirlo.

    A todo esto…¿Alguien me ha llamado? jajajajajaja cuando te pille ya me lo explicaras 😛

  7. A mi tampoco me parece mal envidiar cosas materiales, mientras no sea una obsesión ni hagas nada malo para conseguirlas.

    Así queda en una simple ambición, que no me perece algo tan malo, como digo.

    Lo terrible, como comenta Jokin en su “verdadero Blog” es desear el mal del tipo al que envidias. Y ya no digamos nada hacerle algo malo por causa de la envidia. Eso sí que es cutre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s