Vaya puente que nos espera


Este fin de semana, más largo para los que trabajan o estudian, no para mi, que hasta que tenga trabajo, me encuentro de vacaciones indefinidas. Me voy a León, bueno, a Mansilla del Páramo, el pueblo de mi madre.

Es la primera vez que vamos desde que murió mi abuela este verano, y es la primera vez que debemos afrontar la llegada a esa enorme casa vacía, oscura y fría, cosa rara, por que siempre desprendía un calor especial.

Mi madre anda mal desde entonces, por culpa de las malditas herencias, ya que a ella el dinero no le va a arreglar la vida, pero como están jugando con los sentimientos alguno de sus hermanos, si le duele, mucho, y más cuando aun no tiene enterrada del todo a su madre, mi abuela.

A ver como se hacen de duros estos tres días. Yo me dedicaré a ir a hacer cosas a El Palomar, el pequeño (con respecto al tamaño de las tierras por allí) terreno que tienen mis padres allí, que es un antiguo palomar, que estamos recuperando para poder estar bien dentro y tener también los aperos de labranza, ya que tenemos árboles frutales, y queremos poner más cosas, pero con tiempo, que hay mucho que hacer.

El Lunes nos leemos con la siguiente entrada del Cruce de Blogs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s