Sonrisa apagada


Estas cosas cuesta saber por donde tomarlas, ves que alguien a quien aprecias está mal, le conoces y sabes que se mete muy al fondo, demasiado, en los problemas y tristezas de los demás, llegando al punto de casi hacerlas propias. Debido a esto lo pasa mal más a menudo de lo que debiera, viendo como tiene temporadas que desaparece, física o mentalmente.

Yo ahora no puedo hacer mucho, tengo que centrarme en terminar con los exámenes de la mejor forma posible, antes de poder ayudar a nadie.

Me molesta, por que dejar pasar el tiempo sin solucionar algo hace que ese algo se incruste muy adentro de uno, y ya luego, tenga peor solución o incluso ninguna.

Además como llevo tanto separado de todos, tampoco se bien como ha llegado a suceder esto, solo se medias cosas, que no sirven para hacerse una idea de lo que realmente puede pasar. Solo se que esta amiga está mal, y no está como antes estaba, no es ella.

En parte creo que tiene que ver con lo que ya he dicho en otro momento, pero tampoco tengo certeza, y por tanto no me posiciono en ninguna dirección.

Ella me ha ayudado mucho en este tiempo, me ha conocido en la peor época de mi vida, estos 2 últimos años, pero siempre que ella consideró que lo necesitaba, por que me veía de bajón, vino a hacerme compañía. Sabe que la quiero muchísimo, y por eso mismo me da mucha pena verla así.

Si me lees, y como muchos ya me habéis oído muchas veces, es mejor sacar las cosas de dentro, y sobre todo hablándolo con las personas implicadas. No sirve de nada quedárselo, por que te acabará reconcomiendo por dentro hasta pudrirte los ánimos. Tampoco es bueno solo hablarlo con una sola persona, si esta no te obliga a ver otros puntos de vista, a ponerte en la situación de la otra u otras personas, alguien que te de la razón a todo, no siempre es lo más conveniente, es bueno que nos remuevan aquello que nos ronda en la cabeza y no nos deja vivir feliz, para ver que si hay soluciones y que no es lo único e inamovible lo que nosotros pensamos en ese momento, y ya sobre todo, que podemos estar viéndolo de una forma que no tiene por que ser la que más se aproxime a lo real, si es que existe realidad alguna.

 

Me duele ver a todos mis amigos segregados en mini grupos independientes con rencores hacia los otros por tonterías y exigencias absurdas carentes de importancia, más típicas de un niño de 13 años que de adultos de casi 30, hay que aprender a racionalizar y disfrutar de lo que la vida te aporta, y no andar siempre con dimes y diretes y que si mira que hizo este, o mira que no me llama, o demás tonterías. Aquel que no dice las cosas que le molestan a la cara, más vale que olvide y no se guarde aquello que le molestó, por que sino en unos años tendrá tanta cantidad de rencores acumulados, que será difícil que sea feliz. Aquello que no te atreves a decir, es mejor que trates de olvidarlo y no guardarlo, por que si no ha tenido tanta importancia como para contarlo es que no merecía la pena como para amargarse.

Anuncios

Una respuesta a “Sonrisa apagada

  1. “Aquello que no te atreves a decir, es mejor que trates de olvidarlo y no guardarlo, por que si no ha tenido tanta importancia como para contarlo es que no merecía la pena como para amargarse.”

    Chapó. Pero ¡cuán difícil resulta!

    Espero que poco a poco vayan arreglándose los problemas. Sino, simplemente preocúpate por mantener a tu amiga entretenida, divirtiéndose.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s