Desconexión


Bueno como todos los veranos, y también cuando tengo necesidad de bajarme de este mundo, me voy unos días a León, mi retiro espiritual.

En el pueblo, Mansilla del Paramo, no hay buena conexión de teléfono, así que te vas olvidando de él más cada día que pasa, no hay ordenador, ni internet, así que tampoco te comunicas con la gente lejana, y lo que si hay es muchas cosas poco habituales para hacer, como podar, sulfatar y regar los árboles, cuidar la hierva del Palomar e ir arreglando y acomodando el sitio poco a poco para hacerlo más agradable.

Por estas razones, y por muchas más, es mi retiro, por mantener la cabeza ocupada con cosas menos importantes y más agradables de hacer, sin ningún estrés, ni nada que te obligue a hacer algo para un día y hora concretos, vives y ya esta, sin más exigencia, nadie te pide nada, solo que a las 2 se come, es a lo único que debes estar atento en todo el día.

Así que volveré con energías renovadas, y espero que con muchos apuntes adelantados, jejejeje, más me vale.

Os abandono por unos días, pero volveré con más cosas que contar. Portaros bien 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s